Enfrentando la Desigualdad de Género: El Fútbol Femenino

June 3rd, 2014

honduras women's football by Andrew West
El 7 de junio, Inglaterra se enfrentará a Honduras en su último partido amistoso antes del comienzo de la Copa Mundial de Brasil este verano. Con las expectativas inglesas a un nivel desacostumbradamente moderado, Roy Hodgson sólo aspira a un encuentro competitivo, sin ninguna lesión.

Para el país centroamericano, que sólo había llegado a finales en dos ocasiones anteriores, este partido representa una buena oportunidad de prepararse para sus tres partidos de grupo, los que se enfrenta como rival más débil. Los Catrachos comenzarán su aventura brasileña contra Francia, antes de enfrentarse a Ecuador y a Suiza, esperando mejorar el resultado de Sudáfrica de hace 4 años, cuando se marcharon con un solo punto y sin haber marcado un gol.

Pero mientras que la selección masculina está dominando la cobertura deportiva en este momento, en comunidades rurales aisladas en el sur del país se están implementando proyectos futbolísticos para mejorar las condiciones de vida de una parte de la sociedad hondureña tradicionalmente ignorada y no representada.

Una mezcla de aislamiento geográfico y arraigadas tradiciones hace que diversas comunidades en esta parte de Honduras no estén expuestas a mucho de lo que pasa en el mundo exterior, y la sociedad patriarcal tradicional considere al hombre como el cabeza de familia. Debido a una falta de independencia y oportunidades para socializar, las mujeres son generalmente tímidas, reservadas y reacias a compartir sus opiniones. Es aquí donde el fútbol, el más tradicional de los deportes masculinos, ha jugado un papel insospechado en la promoción de la igualdad de género.

A unos 1.700 metros sobre el nivel del mar, no lejos de la frontera con El Salvador, se encuentra La Esperanza. Esta ciudad hondureña, con una población de unas 20.000 personas, disfruta de un clima templado y un paisaje montañoso espectacular.

A entre 30 minutos y una hora de allí, por caminos de tierra sin pavimentar, se encuentran las pequeñas comunidades de Belén, Manazapa y Los Encinos. Los residentes, quienes pertenecen a la comunidad indígena Lenca, viven sin electricidad, agua corriente o acceso a asistencia médica o servicios de emergencia. Dependen de la tierra para sus ingresos, y utilizan los escasos recursos que tienen – pollos, maíz y arroz – para alimentarse.

Recientemente la colaboración entre la organización juvenil local Jóvenes Liderando Cambios y Progressio, una organización británica de desarrollo internacional que envía voluntarios a Honduras como parte del programa ‘International Citizen Service’, llevó al establecimiento de equipos de fútbol femeninos en estas tres comunidades. Con el objetivo de promover la igualdad de género a través de un medio que atrae tanto a los hombres como a las mujeres, la iniciativa ha tenido mucho éxito.

Girl playing football in Honduras, by Andrew West

A pesar de que el fútbol femenino ha disfrutado de un crecimiento considerable en muchos países durante los últimos años, en esas regiones rurales de Honduras está considerado un concepto nuevo y algo inaudito. El deporte sin participación masculina es todavía una idea ajena para muchos. Pero eso no ha estorbado el entusiasmo y la diversión de las mujeres y chicas que han participado hasta ahora.

Según Kenia Meza, una voluntaria hondureña que ha ayudado a dirigir las sesiones de entrenamiento, el fútbol representa “una manera divertida de crear lazos de amistad con otras personas en la comunidad.”

“Mi creencia personal en cuanto al deporte, y trabajar con estas chicas lo demuestra, es que cualquier persona puede tener éxito y disfrutarlo si está dirigido de la manera correcta,” explica Charlotte Hounsome, licenciada en Ciencias del Deporte por la Universidad de Loughborough, quien entrenó al equipo femenino de Los Encinos como parte de su puesto de voluntariado con Progressio el año pasado.

Honduran girls football by andrew west

La oportunidad de socializar y hacer ejercicio, lejos de los hombres y la rutina del hogar, ha sido un aspecto clave de la iniciativa, y ha repercutido en una marcada mejora en los niveles de confianza y autoestima de las participantes, quienes se habían mostrado tímidas y nerviosas durante la primera sesión de entrenamiento.

Además de las sesiones de entrenamiento, los voluntarios de Progressio y JLC dirigen talleres de igualdad de género, que tratan de informar a ambos sexos sobre los derechos femeninos y los roles de género en sus comunidades.

Actualmente, Honduras aparece en el puesto 120 en el Índice de Desigualdad de Género y la alta frecuencia de violencia doméstica, que lleva al asesinato de una mujer cada 18 horas1, continúa siendo un obstáculo para el progreso del país.

El mayor riesgo es en el caso de las jóvenes que emigran a las grandes ciudades en busca de trabajo. Incluso en otras partes más seguras del país, la desigualdad de género significa que muchas mujeres llevan vidas limitadas. Con menos acceso al empleo y a la educación, un gran porcentaje de mujeres no tiene otra opción que cumplir el rol de madre y ama de casa.

Cambiar creencias y actitudes arraigadas es un proceso lento y gradual, pero no por ello hay que ignorar los avances.

“Es un proceso muy, muy lento, porque una gran parte de la sociedad está basada en tradiciones enraizadas, y el aislamiento significa que no están expuestos a los medios de comunicación internacionales o a los trabajos a la disposición de las mujeres en las ciudades,” declara Olivia Grimshaw, quien trabajó como voluntaria con Progressio a principios de este año. No obstante, afirma que el fútbol puede servir como un instrumento para empoderar a las mujeres hondureñas.

“Puede tener un efecto enorme en cuanto a cómo son percibidas y tratadas. Da confianza a las mujeres.”

El objetivo final de la iniciativa es poder formar a mujeres dentro de las comunidades para que ellas entrenen a los equipos en el futuro. Así, el proyecto se mantendrá y continuará dando a las mujeres una oportunidad de desarrollar sus capacidades dentro de un ámbito en el cual se sienten cómodas expresándose.

Y aunque puede haber algunos obstáculos a superar sobre la marcha, Kenia está segura de que el proyecto tendrá éxito. “Lo difícil se hace y lo imposible se intenta. Por muy difíciles que sean, los problemas siempre tienen una solución”.

Las reacciones al programa han sido increíblemente positivas. Se han organizado varios torneos desde los comienzos del proyecto y el nivel de apoyo, tanto de hombres como de mujeres, sigue aumentando.

Women's football Honduras by Andrew West

“La iniciativa del fútbol femenino se fundó para acabar con la desigualdad de género que existe dentro de las comunidades, y se puede ver como un verdadero éxito dado el gran número de gente que vino a apoyar a las mujeres hoy,” escribió Charlotte, apenas después de que su equipo de Los Encinos hubiera sido declarado campeón de la competición inaugural. El último torneo, organizado por Olivia y sus compañeras, se compuso de 7 equipos y atrajo a 100 espectadores.

“Cuando se trata del deporte, de algún modo nos hace darnos cuenta de cuánto nos parecemos todos, porque ellas lo disfrutan de la misma manera que cualquier otra persona en cualquier otra parte del mundo,” dice Charlotte.

Honduras female football by Andrew West

Cuando se haga el saque inicial oficial de la Copa del Mundo el 12 de junio, todas las miradas se concentrarán en Brasil y hondureños de todos los rincones de este país fanático del fútbol se agruparán alrededor de sus televisiones para aclamar a su selección. Puede haber momentos de alegría, desilusión, suspenso y (posiblemente) de euforia. Habrá gritos, vítores y lágrimas – tanto de felicidad como de tristeza.

Sin embargo, mientras todo el mundo se queda en casa viendo “el partido” este verano, en esta parte remota de Honduras – donde las casas no tienen televisiones – estas mujeres y chicas estarán afuera, jugándolo.

 

 

Las fotos por cortesía de Andrew West. Para ponerte en contacto con Andrew, o para más información, haz clic aquí.

Para aprender más sobre Progressio y el programa ICS, haz clic aquí, o para visitar el sitio web de Jóvenes Liderando Cambios, haz clic aquí.

1 http://policy-practice.oxfam.org.uk/blog/2012/11/femicide-in-honduras

Leave a Reply